Greater Business Performance

  • Facebook Basic Black

March 5, 2018

Please reload

Publicaciones recientes

Como iniciar un negocio rápido

December 18, 2017

1/3
Please reload

Publicaciones destacadas

Coaching vs Consultoría

December 11, 2017

Seguramente ya has visto en repetidas ocasiones que se habla o se menciona el coaching y muchas veces este término se confunde o se utiliza indistintamente para referirse a la consultaría, cuando en realidad son diferentes en la forma de aplicarse. 

 

Si bien ambas buscan otorgar un resultado a quien lo solicita hay diferencias marcadas entre una y otra, aquí te comparto de forma breve algunas para que puedas diferenciarlas y saber cuál podría apoyarte.

 

El coaching es una metodología que se basa en llevar a quien lo recibe, que se le nombra “coachee” a obtener resultados extraordinarios en su vida en cualquier área que el coachee desee o necesite desarrollar. 

 

Aquí encontramos varias características del coaching versus la consultoría; el coach, quien desarrolla la metodología con el coachee, no necesita ser experto en el área que se desea desarrollar (pero obviamente requiere saber aplicar la metodología), mientras que un consultor requerirá ser experto para poder guiar a la persona en determinadas áreas.

 

El coaching basa su esencia y su efectividad en enseñarle a la persona a aprender, es decir, no te da la respuesta sino que te apoya a encontrarla por ti mismo y a tomar acción para obtener ese resultado que estás buscando.

 

La consultaría basa su efectividad en los conocimientos, las habilidades y la experiencia que tenga el consultor para guiar al cliente por el camino correcto.

 

En otras palabras con el coaching se te enseña a encontrar la respuesta y en la consultaría se te dice directamente que hacer. Ambas tienen su ventaja y su desventaja y mucho depende de lo que la persona esté buscando obtener.

 

La consultoría de negocios generalmente no contempla temas ajenos a negocios, es decir; si tienes pensamientos limitantes, creencias de escases, problemas en casa, emociones y sentimientos u algunas otras que estén mermando tus resultados. Mientras que el coaching considera todos y cada uno de esos aspectos como parte de tu ser.  Al tomarlos en cuenta nos hacemos consientes y podemos tomar acción para utilizarlos a nuestro favor, en lugar de ignorarlos y arrastrarlos día a día. 

 

Te comparto un ejemplo de una sesión que tuve con un cliente (a quien llamaré Alejandra) y cómo utilice tanto la consultoría como el coaching para apoyarla a lograr sus metas.

 

Habíamos definido el plan de acción que iba a tomar Alejandra para obtener más clientes para su profesión como médico, iba a organizar su agenda de tal manera que tuviera algunos minutos u horas al día para aplicar varias estrategias que le permitieran atraer más pacientes y así poder llegar a una meta mensual que ella tanto había deseado. Alejandra se fue feliz y emocionada por saber qué hacer. Hasta aquí todo es consultoría, es decir; utilizando mi experiencia, conocimientos y habilidades definí que estrategias podía ella implementar para lograr la meta que buscaba.

 

A la semana siguiente cuando tuve mi sesión con Alejandra me comentó que no había ejecutado el plan de acción como habíamos definido, aun y cuando había quedado emocionada y feliz sabiendo que podría obtener muy buenos resultados. Al preguntarle qué había pasado no supo o no quiso responder, entonces me di cuenta que debía aplicar la metodología del coaching.

 

Como parte fundamental, siempre es necesario avisarle y sobre todo pedirle permiso al coachee para aplicar la metodología que fundamentalmente se basa en hacer preguntas estratégicas para que el coachee encuentre la respuesta que le permita seguir avanzando. 

 

Alejandra accedió a continuar con la sesión ahora basándonos en el coaching. La invite a que me platicara sobre ella y su vida actual, como estaba en el trabajo, con su familia, pareja, viajes, etc.

 

Como coach (conociendo la metodología) debes estar atento a lo que te dicen y también a lo que no te dicen cuando platican de ciertas áreas de su vida. En el caso de ella me di cuenta que evadía el contarme sobre detalles de su familia, mientras que profundizaba en temas de trabajo o viajes y otras cosas que evidentemente la distraían de un tema que le estaba afectando.

 

En ocasiones son cosas sencillas pero aun hasta las más sencillas pueden detenernos de hacer lo que tengamos que hacer por obtener un resultado, te comparto brevemente la sesión de coaching que tuve con Alejandra.

 

Coach Gumaro: Alejandra, como estas con tu familia?

Alejandra: Todo bien

Coach Gumaro: Hay alguna situaciones que esté afectando la relación con tu familia, directa o indirectamente?

Alejandra: Mis papas están inquietos por mi hermano

Coach Gumaro: Que sucedió con tu hermano?

Alejandra: (Me comparte cosas personales)

Coach Gumaro: Consideras que hay algo que tú puedas hacer para apoyar?

Alejandra: Si, pero no deseo estorbar

Coach Gumaro: Supones que vas a estorbar o ya te lo dijeron?

Alejandra: No, yo creo por como veo la situación

Coach Gumaro: Entonces estas suponiendo y te estas manteniendo alejada por supuestos?

Alejandra: Si

Coach Gumaro: Has pensado que podrías ser un apoyo?

Alejandra: No, no lo había pensado. Creí que se molestarían

Coach Gumaro: Que podrías hacer tu para saber si puedes apoyar estando presente o apoyando estando lejos?

Alejandra: Pues podría preguntarles a mis papas o directamente a mi hermano

Coach Gumaro: Podrías preguntarles por teléfono o consideras que debe ser en persona?

Alejandra: Puede ser por teléfono.

Coach Gumaro: Estarías dispuesta a marcarles en este momento?

Alejandra: Si, pero si no me contestan?

Coach Gumaro: Que pasaría si no contestan?

Alejandra: Pues los voy a ver o les hablo nuevamente

Coach Gumaro: Como te sientes al llamarles para resolver esto que te tiene inquieta?

Alejandra: Muy bien

Coach Gumaro: Entonces que vas a hacer ahorita?

Alejandra: Llamarles

 

 

El final de la historia fue que Alejandra llamo y los papas se sintieron aliviados de saber que ella estaba al pendiente y que más que estorbar, podría ser un apoyo para juntos resolver lo de su hermano. Al finalizar la llamada Alejandra se sintió mejor y pudo enfocarse en lo que debía hacer, tanto con su familia como con su meta de tener más pacientes al mes. 

 

Te das cuenta que yo solamente hice preguntas para que Alejandra encontrara la respuesta que le permitiera tomar acción y seguir en camino de sus propias metas. Pues bien, eso es el coaching. Y repito, este ejemplo fue muy básico, real pero básico, existen situaciones mucho más complejas pero la metodología es infalible siempre que el coachee esté dispuesto a trabajar.

 

Podríamos entrar a detalle y comparar o comentar las diferencias del coaching vs consultoría, sin embargo mi intención es mantener una lectura sencilla de entender, breve para ahorrar tiempo y enriquecedora para otorgarte valor al leer este artículo.

 

Si tienes alguna duda, de favor compártemela en la parte de abajo y juntos podemos enriquecer el tema.

 

Ahora que ya conoces un poco más sobre el coaching y la consultoría podrás definir cuál necesitas dependiendo de la situación que estás viviendo en tu vida y tú negocio o trabajo.

 

Por mi parte es todo en este artículo, te invito a estar en contacto al suscribirte y en las redes sociales. No te olvides de comentar, preguntar y compartir!

 

Te deseo todo el éxito, abundancia y felicidad para ti y los tuyos. Saludos

 

Gumaro Bracho

www.gumarobracho.com

 

Share on Facebook
Please reload

Síguenos!